SELFLESS, la clave de Raj Sisodia para ser un líder consciente

El mundo vive en sufrimiento y las empresas pueden dejar de ser la prisión de millones de ciudadanos para convertirse en espacios de sanación para mejorar al mundo, asegura el fundador de Capitalismo Consciente



Raj Sisodia, durante su participación en el Primer Encuentro de Capitalismo Consciente, Capítulo México.

Por Capitalismo Consciente:

El sentimiento es generalizado: hay mucho sufrimiento en el mundo y prueba de ello son las múltiples protestas que vemos alrededor del planeta, ya sea por hambre, por desigualdad, por injusticias y una larga agenda de dolores sociales, que en el fondo representan una crítica al Capitalismo que claramente necesita elevarse y evolucionar, afirma Raj Sisodia, creador de la filosofía Capitalismo Consciente.


En el capitalismo tradicional se generan utilidades con impactos negativos, y en el reenfoque: el capitalismo es fuente de impacto positivo empezando por las empresas que pasan de ser “prisiones generadoras de dinero” a “espacios de sanación” con un efecto multiplicador en la sociedad, asegura Sisodia, co autor del libro “Capitalismo Consciente: libera el espíritu heroico de los negocios”.

La gran pregunta para quienes están leyendo es: ¿cómo? El camino es el liderazgo consciente. Líderes conscientes de que las personas a su cargo son lo más importante en su empresa y de que está en su responsabilidad contribuir a su crecimiento a través de las cuatro energías que dan vida al ser humano:

  1. Sabiduría

  2. Sentido del humor

  3. Fortaleza; y

  4. Amor

Pero cómo los líderes podrían promover esas 4 fuerzas si muchas veces ni ellos mismos saben gestionarlas para sí mismos. El paso obligado es el autoconocimiento, asegura Raj, porque la personalidad del líder se transfiere inevitablemente a la empresa. Es vital “conocerte en tus valores, tu poder moral y tu propósito”.


Un gran ejemplo es Microsoft, que vivió la transición del capitalismo al capitalismo consciente. Bill Gates tenía un fuerte propósito: que cada persona tuviera una computadora, generó una fortuna inmensa cumpliendo su propósito, pero provocó una cultura en las personas, de arrogancia. Luego llegó Steve Ballmer con un propósito meramente financiero, sin una estrategia clara con una cultura de las personas beligerante. Los resultados económicos no fueron tan buenos. Pero cuando llegó Satya Nadella, hizo las preguntas correctas: ¿para qué existe Microsoft y por qué existo yo en ella como su director”.

Entonces creó un propósito de empoderamiento de sus colaboradores, con una cultura basada en la empatía y una estrategia clara. Aumentó el valor del mercado, pero sobre todo, un sentido humano y de crecimiento para sus equipos y para la sociedad. Es decir, cumplió con la triple visión de los líderes conscientes:

  1. Heal ME (SanarME): para trascender tienes que conocerte y vivir tu propósito con bienestar físico, mental y espiritual.

  2. Serve WE (ServirNOS): el poder del líder está en su poder de servir a sus colaboradores, proveedores, clientes, a sus distintos grupos de interés.

  3. Impact the world (Impactar al mundo): cuidar y generar un impacto positivo en los otros genera un impacto positivo en el mundo.

Como puedes leer, para Raj Sisodia, quien ha viajado por todo el mundo estudiando el comportamiento humano y promoviendo esta filosofía, el líder consciente que necesita el mundo hoy, es aquél cuya motivación está en impactar a otros y cuyo último recurso de satisfacción es la trascendencia, el legado que va a dejar al mundo. Y para ello necesita combinar ocho fortalezas:

SELFLESS LEADERSHIP: 8 habilidades del verdadero líder consciente

  1. Fuerza (Strong): que proviene del autoconocimiento, de su compromiso por una causa más grande (el propósito) y su poder moral.

  2. Entusiasmo (Enthusiasm): luchar por una causa genera energía positiva.

  3. Amor y cuidado (Love and Care): proteger, cuidar a los otros desde la total autenticidad de servirles, es un acto de amor.

  4. Flexibilidad (Flexibility): tiene una desarrollada capacidad de adaptación y de responder a los cambios.

  5. Orientación de largo plazo (Long term Orientation): no se trata del tiempo en el cual vas a ser el líder de la organización sino de la trascendencia de tus decisiones para el futuro.

  6. Inteligencia emocional (Emocional Intelligence): gestionar las emociones a partir de un profundo autoconocimiento.

  7. Inteligencia de sistema (Systems Intelligence): todo es un sistema, desde la familia hasta lo organización y debes entender cómo funciona.

  8. Inteligencia Espiritual (Spiritual Intelligence): conocer tus propios sentimientos y motivaciones tanto como las de quienes integran los sistemas, es vital.

“El negocio puede ser un recurso de sanación para quienes trabajan en ella y un punto de partida para generar sanación en el mundo. Cambiemos los entornos de trabajo y pasemos de la PRISIÓN al PLAYGROUND”, finaliza Sisodia.


51 visualizaciones0 comentarios